Sillas de coche para bebés: claves para elegir las mejores

Al tener bebés son muchas las responsabilidades, circunstancias y elementos que se deben considerar para su cuidado y atención; al momento de transportarlos en coche, las sillas especiales son indispensables para su seguridad e independencia.

Al trasladar a los bebés en un vehículo, mantenerlos seguros es fundamental para preservar su integridad, haciendo necesario considerar varios factores claves al elegir la silla de coche más adecuada para que además de cómodo esté máximamente resguardado de cualquier riesgo por accidentes.

La seguridad es una prioridad

Al andar en automóvil el riesgo de sufrir un accidente siempre existe, aun cuando el conductor sea precavido. Las medidas de seguridad vial deben ser extremadas cuando se viaja con un infante y la silla de coches para bebés es indispensable para ello. 

La silla de coche para bebés son asientos de seguridad diseñados especialmente para niños pequeños, desde su nacimiento hasta la edad de 10 años aproximadamente, con la función de mantenerlos a salvo de lesiones mientras viajan en automóvil.

Estos accesorios están precisamente diseñados para mantener seguros a los bebés y niños pequeños al ser transportados en vehículos y evitar con ello que sean heridos, lesionados o dañados a consecuencia de accidentes viales. 

Aunque las sillas para coches son elementos de seguridad, usarlas de forma correcta es necesario para que su funcionamiento sea realmente efectivo, el mercado actual cuenta con una amplia variedad de estas con modelos funcionales y seguros que se ajustan perfectamente a los diseños vehiculares de distintos tipos.

¿Cómo saber cuál es la mejor silla de coche para bebé?

Saber cuál es el mejor asiento de seguridad para bebé requiere considerar distintos factores y así poder elegir el que mejor se adapte a las necesidades del niño, considerando su peso y altura, así como su edad o alguna condición especial de salud que influya en su modo de uso.

La silla de coche para bebés debe ser estable, ergonómica, ajustable y con aseguradores que sujeten al pequeño de forma cómoda.

8 consideraciones para elegir la mejor silla de coche para bebé

Establece un balance entre seguridad y confortabilidad, los niños suelen usar de manera continua las sillas para coches y pasar largos periodos de tiempo en ellas, haciendo indispensable que está sean tan seguras como cómodas:

  1. Al hablar de seguridad es necesario que la silla se mantenga estable, fija y firme cuando el auto está en movimiento, incluso en carreteras con curvas marcadas y depresiones pronunciadas, evitando inclinarse hacia los lados o rebotar.
  2. El sistema de fijación al vehículo debe ser a través de un anclaje seguro, ya sea por medio del cinturón de seguridad o del sistema Isofix
  3. La silla debe tener un alto nivel de confortabilidad, suave para no maltratar el cuerpo del niño que la usa, pero fuerte para resistir cualquier impacto en caso de accidentes, ajustándose además a distintas posiciones y alturas.
  4. El cinturón de seguridad y/o arnés es un elemento infaltable en estos asientos, debe ser regulable y ajustable, con broche de cierre hermético que se mantenga cerrado ante los movimientos bruscos y la manipulación por parte de los pequeños.
  5. Protección frontal y lateral, con cojines o almohadillas que absorban el impacto en caso de accidentes viales, protegiendo los hombros, el cuello, la columna y la cabeza del niño.
  6. Fácil de ensamblar y montar, algunas sillas para automóviles resultan un verdadero rompecabezas, y solo pensar en ponerlas genera caos, estos accesorios de seguridad deben ser fáciles de instalar, evitando así pérdida de tiempo de los adultos o resistencia a usarla por resultar complicado su montaje.
  7. Es fundamental que la silla de seguridad se ajuste de forma adecuada a la talla y peso del niño que la usa, garantizando de esta manera su seguridad.
  8. Otro aspecto al que hay que darle especial atención es a los materiales de los que está hecha la silla, deben ser de gran durabilidad y resistencia, también con adecuados niveles de transpirabilidad e indiscutiblemente lavables para mantenerlas higiénicas.